Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

Entendiendo la obesidad y cómo controlarla

Tiempo de lectura: 3 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.
Las causas más comunes de la obesidad son el exceso de ingesta de alimentos y energía, es decir, el consumo excesivo de calorías y, en menor proporción, los trastornos endocrinos (hipotiroidismo), trastornos psicológicos (bulimia nerviosa) y factores genéticos.

La obesidad se define como un exceso de grasa corporal que por lo general se ve acompañada por un incremento de peso.

Esta acumulación anormal o excesiva de grasa puede ser perjudicial para la salud y se asocia a un aumento del riesgo de sufrir diversas enfermedades: cardiovasculares, digestivas, respiratorias, diabetes tipo II, artrosis, cáncer, etc.

El riesgo de la obesidad depende en gran medida de la localización de la grasa, siendo la que se acumula en el abdomen, la que afecta en mayor medida al corazón. Actualmente una forma de determinar la distribución de la grasa es medir, con una cinta métrica, el perímetro de la cintura.

Según el resultado se divide a las personas en 2 categorías; las que tienen una distribución androide de la grasa – conocida como “forma de manzana” – , lo que significa que la mayoría de la grasa está acumulada en la zona abdominal (estómago, pecho). Un exceso de grasa en esta zona se asocia a un mayor riesgo cardiovascular.

Por el contrario, las personas con una distribución ginecoide de la grasa (conocida como “forma de pera”), acumulan la grasa en la cadera, glúteos y muslos. Este exceso de grasa supone mayor riesgo de celulitis, articulaciones pero, menor riesgo cardiovascular.

Las causas más comunes de la obesidad son el exceso de ingesta de alimentos y energía, es decir, el consumo excesivo de calorías y, en menor proporción, los trastornos endocrinos (hipotiroidismo), trastornos psicológicos (bulimia nerviosa) y factores genéticos.

La obesidad en tiempos de COVID-19

Tener un peso saludable juega un papel clave en el eficiente funcionamiento del sistema inmunológico. Sin embargo esta enfermedad se puede desarrollar dentro del aislamiento que actualmente se está viviendo, para evitar sufrir y propagar el COVID-19.

Si el estado nutricional se encuentra en sobrepeso u obesidad el sistema inmunitario se debilita al suprimir sus funciones y las infecciones virales pueden afectar más.

La obesidad y sobrepeso se deben a un aumento en la ingesta de alimentos con alto contenido calórico que son ricos en grasas y azúcares y, por otro lado, a un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria.

obesidad

Se recomienda que durante este confinamiento, se debe evitar o eliminar la ingesta de calorías provenientes de alimentos con alto contenido de grasas entre los que se encuentran las frituras y azúcares simples, por ejemplo, en las bebidas azucaradas y los postres.

Tratamiento

El tratamiento para la obesidad se basa en un programa de modificación de hábitos donde se elabora una dieta individualizada y se combina con una práctica de ejercicio físico. Con todo ello se consigue un equilibrio energético negativo, es decir, que las calorías que se han consumido a lo largo del día superen a las que se han ingresado.

Durante el tratamiento dietético se deben modificar los hábitos alimentarios erróneos y lograr instaurar unos nuevos más saludables para mantener la pérdida de peso a largo plazo.

Te compartimos los siguientes consejos para sobrellevar esta enfermedad o evitar el ganar peso de más, durante la cuarentena:

obesidad
  1. Planea tu alimentación: revisa qué alimentos estás consumiendo y opta por aquellos que sean más naturales y nutricionales. Evita alimentos procesados y los dulces.
  2. Disminuye las calorías: consume alimentos con menos calorías o en porciones más pequeñas.
  3. Haz de 20 a 30 minutos de ejercicio: si está en tu posibilidad el poder salir a caminar o trotar, respetando las reglas de bioseguridad por la pandemia. De no poder, puedes ver vídeos de ejercicios, como aeróbicos, en redes sociales.
  4. Sé recursivo: haz uso de los elementos que tengas en casa para realizar actividad física y mantenerte activo.
  5. No descuides tu barriga: estar dentro del rango de peso ideal no es el único indicador de salud. Si tienes abdomen pronunciado, puede ser indicador de mucha grasa y poco músculo.
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas