Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

Mi historia: de presencial a digital.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.
Con agilidad lo he logrado, manteniendo la mística de los talleres presenciales creando temas y dinámicas nuevas y adaptando a un tiempo máximo de una hora.

Con agilidad lo he logrado, manteniendo la mística de los talleres presenciales creando temas y dinámicas nuevas y adaptando a un tiempo máximo de una hora.

Esto es de agilidad, no de rapidez. Con enfoque en el factor humano no en las herramientas.  

presencial

Tengo más de 20 años capacitando.  Amo lo que hago y lo disfruto enormemente.  Casi todas mis capacitaciones hasta marzo del 2020 eran presenciales. Pero todo eso cambió a partir del 16 de marzo cuando inicia mi cuarentena.  

Los primeros días fueron de adaptación (curva del cambio), cambios y muuuuuucho aprendizaje.  Me recordé que había nombrado a mi 2020 generosidad y abundancia.  Así que me comuniqué con todos mis clientes, para saber cómo podría colaborar y apoyar, y paralelamente, adaptaba los talleres presenciales a formatos online, con los temas que para ellos eran relevantes en estos momentos.   

Si nunca lo has hecho, es un excelente ejercicio sobre todo para cambiar el nombre negativo que la mayoría de las personas le ha puesto a este año, el más utilizado: encierro (en serio, cámbialo). ¿Cómo quieres nombrar lo que resta del 2020?

Lo presencial en lo digital

En cuanto a los talleres virtuales en vivo -no webinars-, siempre tuve claro que debían ser dinámicos, participativos y con ejercicios en donde hubiese interacción y conexión humana, a pesar de estar cada uno en su computador.  En este punto quiero hacer énfasis que no es lo mismo un taller virtual en vivo a un webinar.   Los talleres virtuales en vivo son informativos, pero enriquecidos con experiencia vivencial, actividades enriquecedoras y mucha conexión entre los participantes. 

Con agilidad lo he logrado, manteniendo la mística de los talleres presenciales y obteniendo, creando temas y dinámicas nuevas y adaptando algunos de los talleres de 4 y 8 horas a un tiempo máximo de una hora.  Todas las semanas busco lograr más interacción entre los participantes para romper el molde y garantizar el sello que siempre me ha caracterizado.

presencial

Si hay algo que me ha enseñado esta pandemia, es que nunca debemos acomodarnos, que siempre debemos actualizarnos y salir por cuenta propia de forma constante de nuestra zona de confort.  

¿Qué he aprendido en esta montaña rusa de cambios y adaptaciones continuas?

  • Es una época de grandes cambios, realízalos sin perder la identidad y esencia de tu negocio.  Comienza por los que son prioridad y no pierdas el curso con cosas menos importantes.
  •  No sigas lo que todo el mundo hace porque es lo que se “tiene que hacer” o lo que inundan las redes sociales.  Revisa tu propósito y adáptate sin dejar de ser tú.  
  • Esto no es de rapidez, es de agilidad.  Establece objetivos de corto o mediano plazo que puedan adaptarse a los cambios constantes.  Que sean relevantes, den valor y den soluciones reales.   Repito, ve a tu ritmo, a paso firme y observando como fluye tu proyecto.
  • Mantén la conexión y comunicación con tus clientes (internos y externos). Conociendo sus necesidades. Procura entenderlos, comprenderlos y cuidarlos. Las compañías deben ser más humanas que nunca, buscar el bienestar de su personal (mental, físico y emocional).
  • Si te equivocas, aprendes del error y sigues. No pierdas tiempo en el problema, busca la solución.  Se van a cometer errores en el camino, tenlo en cuenta como lección pero mantente en movimiento.   
  • Desarrollar la resiliencia, que es la capacidad de reponerte, encontrar soluciones en la adversidad y salir transformado, adaptado y fuerte.  Ser resiliente te ayuda a recuperarte de los ineludibles reveses de la vida.
  • Identifica bien las necesidades reales de tus clientes y también conseguirás clientes nuevos. Para esto debes dejar de nublarte con pensamientos negativos y observa bien qué están necesitando y cuál sería la mejor solución que les puedes brindar. 
  • Inculcar la agilidad en toda la empresa, que sea parte del propósito de toda la organización, que se vuelva parte de la cultura. Agilidad de todo el  equipo, logrando felicidad, pasión y rentabilidad.
  • El aprendizaje es constante y todos estamos aprendiendo al mismo tiempo, por lo que debemos ser flexibles y escuchar activamente a colaboradores y clientes. 
  • Si antes era necesario escuchar a los clientes, ahora es fundamental.  Las necesidades del mercado están en constante cambio porque todo está cambiando.

Más comunicación y menos silencio; más escucha activa y menos informar; más empatía y menos ego; más conciencia y menos trabajo controlado; poner de primero al aprendizaje sobre eficiencia impuesta.  La prioridad son las personas no los procesos y las herramientas.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas