Logo Impacto Positivo
Escucha la noticia completa.

Nueva York prohíbe la venta de perros, gatos y conejos salidos de granjas de cachorros

Tiempo de lectura: 5 minutos

Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.

Las granjas de cachorros para la crianza de animales de compañía empezarán a ser reguladas más estrictamente en New York, en beneficio de los derechos de los animales.

El negocio de los animales de compañía en EE UU es sumamente lucrativo, manejando cifras cercanas a los 100.000 millones de dólares. Influyó la pandemia y el tiempo extra que los estadounidenses tuvieron para compartir su vida con otros seres vivos, pero la pasión por los animales domésticos nunca ha conocido límites en el país.

La protección del bienestar animal está detrás de una iniciativa aprobada por el Estado de Nueva York que prohibirá la venta en tiendas de cachorros de perro, gato y conejos de las granjas de cachorros, por las sospechas que suscitan las condiciones de la cría, en un momento en el que las mascotas son más demandadas.

Kathy Hochul, gobernadora de Nueva York, introdujo un proyecto de ley que regula la cría en las llamadas “granjas de cachorros”, a las que persigue la mala fama debida a las condiciones de vida y salud de los animales y a las denuncias de maltrato.

La ley entrará en vigor no obstante en diciembre de 2024, un año después de lo previsto en el borrador inicial, para dar tiempo a los negocios a reestructurarse.

GRANJAS DE CACHORROS

“Los perros, gatos y conejos de Nueva York merecen hogares cariñosos y un trato humano. Esta legislación supone un paso significativo para reducir el maltrato y proteger el bienestar de los animales en todo el Estado”.

dijo Hochul en un comunicado.

En virtud de la ley, las tiendas comerciales de animales podrán ofrecer sus vitrinas a los innumerables refugios de la ciudad, para que expongan animales en adopción. Ya la gran cadena Petco, que cotiza en bolsa, lo hace, facilitando la exhibición de gatos o perros rescatados por protectoras locales. Cada semana decenas de cachorros en jaulas, con su ficha sanitaria a la vista y una esmerada higiene visitan los locales de la cadena para fomentar el hábito de adoptar, que aquí, como en otros muchos países, gana adeptos.

GRANJAS DE CACHORROS

No obstante, la situación de los animales en las tiendas que venden ejemplares de cría, algunos de pedigrí, es todavía motivo de preocupación y un potencial obstáculo para la asimilación de la ley.

Una tienda en Astoria ofrece “línea de financiación” para la compra de estas especies. La tienda sólo vende animales, pienso y trasportines para facilitar el viaje de la mascota a su futuro hogar. Nada de accesorios, alimentos o juguetes, como la mayoría de estos comercios.

“La gente quiere pedigrí y sobre todo, razas que están de moda, o bien el capricho de tener el animal que se tuvo en la infancia, o razones similares. Esta demanda las protectoras no la pueden satisfacer, porque tienen sólo animales rescatados de la calle, que suelen ser mestizos”.

apunta uno de los empleados de una granja de cachorros en New York.

El paladar sibarita sobre mascotas de los citadinos permitió no sólo la viabilidad, sino el éxito de un comercio dudoso desde el punto de vista de los derechos del animal. Pero la nueva legislación que demanda el cierre de las granjas de cachorros, aboca al cierre a estas tiendas.

GRANJAS DE CACHORROS

“No hacemos daño a nadie. Hay clientes que quieren mascotas exclusivas y nosotros se las proporcionamos. Esa demanda seguirá existiendo, con ley o sin ley. Estamos preparando un plan alternativo [para sobrevivir]”.

añade sin dar más detalles.

La aplicación de la ley podría significar que hasta 80 tiendas pueden cerrar en el Estado, lo cual, para la patronal del sector considera un precio muy alto, porque la norma no afectará a los criaderos y granjas de cachorros de fuera del Estado, como lo confirma el conglomerado People United to Protect Pet Integrity que reúne a los empresarios del sector y defiende el derecho a elegir entre adoptar o comprar.

El proyecto de Hochul es controvertido por “contraproducente” para el fin que persigue, pues ya hay medidas para proteger a las mascotas sin cerrar tiendas, como la Ley de Bienestar Animal, que, por ejemplo, exigía que los comercios se abastecieran de criadores autorizados por el Departamento de Agricultura.

Hay leyes similares a esta en varios Estados, en más de 300 municipios y condados de todo el país.

GRANJAS DE CACHORROS

Defensores de la iniciativa, afirman que promoverá formas más sensibles de adquirir animales de compañía al excluir a las tiendas que hacen negocios con granjas de cachorros de otros Estados como Misuri, Iowa, Ohio y Pensilvania, entre otros lugares.

“La mayoría de las tiendas de mascotas adquieren sus animales en granjas de cachorros de otros estados, donde no podemos regular sus prácticas. Pero sí podemos decidir lo que queremos que se venda en el Estado de Nueva York. Ya no permitiremos que granjas de cachorros abastezcan nuestras tiendas de animales y se lucren a costa de la crueldad animal y de consumidores incautos. Hay cientos de miles de gatos, perros y conejos adoptables en los refugios”.

dijo la demócrata Linda Rosenthal, promotora de la ley.
GRANJAS DE CACHORROS

La ley sobre las granjas de cachorros coincide con el problema de la sobrepoblación de las cobayas, y la polémica en torno al foie gras, considerado producto de la crueldad animal.

Las cobayas, adquiridas en masa durante la pandemia para los menores confinados, desbordan la capacidad de las protectoras y ya se estudia prohibir su venta mediante ley. Aunque en la ciudad se castiga el abandono de mascotas, muchas malviven hoy en los parques.

En lo tocante al platillo foie gras, hecho de hígado graso de ganso o pato, el Tribunal Superior de Nueva York considera que constituye una violación de la ley estatal. Dos granjas demandaron a la ciudad por prohibir su venta y la justicia les da la razón considerando que la ciudad “restringe injustificadamente” sus operaciones comerciales y por tanto su modus vivendi.

Desde 2019, New York cuenta con un proyecto de ley, en desarrollo, que propone prohibir a restaurantes y minoristas vender el hígado graso de pato o ganso, por la alimentación forzosa de las aves. California ya había prohibido el foie gras en 2012 para retractarse en 2015 y ser confirmada en 2017, con el respaldo del Tribunal Supremo de EE UU.

También podría interesarte: ¿Pueden las ciudades curar la salud del ambiente…y la nuestra?

FUENTE: El País.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
1
+1
0

About Author

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Índice

¡Únete a la comunidad!

Recibe nuestras noticias más positivas directo en tu correo.


Ir al contenido