Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

Nomofobia: el peligro de la adicción al celular para el cerebro y el comportamiento

Tiempo de lectura: 4 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.

¿Cuánto tiempo pasas frente al celular? Expertos han determinado que el uso constante del celular puede volverse adictivo, un comportamiento conocido como nomofobia.

El uso del teléfono móvil ha ido creciendo de forma exponencial en los últimos años. Los smartphones ahora son compañeros de vida en el ámbito laboral, social, lúdico e incluso familiar. Sin embargo, un uso excesivo puede generar problemas de dependencia, adicción y miedo.

nomofobia
Fuente: Iberdrola.

Puede que lo que más miremos a lo largo del día no sea nuestra familia o amigos, la TV o los libros, sino el móvil. Ese pequeño aparato forma gran parte de nuestra vida custodiando correos, mensajes instantáneos, las redes sociales o vídeos bajo demanda. En casos extremos, puede generar la conocida como “nomofobia”, un trastorno que los expertos han calificado como la enfermedad del siglo XXI.

Qué es la nomofobia

La nomofobia es el miedo irracional a estar sin teléfono móvil. El término fue acuñado en 2009 a partir del anglicismo “nomophobia” (“no-mobile-phone-phobia”). La dependencia al móvil provoca una sensación de comunicación en el usuario que de pronto no dispone del aparato.

Un estudio de YouGov Real Time señalaba en 2019 que el 44% de los británicos encuestados sufrían ansiedad si no podían disponer de su móvil para “seguir en contacto” con su círculo.

nomofobia

Por ahora, la OMS no cataloga la nomofobia como patología mental, sin embargo, expertos alertan de la creciente dependencia desde la aparición de los smartphones. Statista cifra en 6,37 billones el número actual de usuarios de smartphones en el mundo, lo que significa que el 80,7 % de la población global tiene uno de estos dispositivos.

Este aumento, unido a las facilidades de conexión a Internet, ha sido el germen del desarrollo de la dependencia tecnológica. Las consecuencias psicológicas más comunes de la nomofobia son la ansiedad, la depresión o el aislamiento. Se cree erróneamente que los móviles nos mantienen en contacto con los demás, pero puede suceder que las relaciones online sustituyan a las que se desarrollan cara a cara.

nomofobia
Fuente: Iberdrola.

También hay consecuencias físicas como dolor de cabeza o estómago, molestias en la vista o dolores de muñeca y cuello por mala postura.

Los investigadores han desarrollado un test de nomofobia para determinar los síntomas que genera este desorden. El cuestionario pide a los encuestados que califiquen en qué medida están de acuerdo o en desacuerdo con afirmaciones como:

  • Me sentiría incómodo sin el acceso constante a la información a través de mi móvil“.
  • Quedarme sin batería me asustaría“.
  • Me sentiría ansioso porque no podría mantenerme en contacto con mi familia y / o amigos“.

Causas y perfil de las personas nomofóbicas

nomofobia

Entre las muchas causas de este mal están la baja autoestima y la ansiedad social. La inseguridad personal es el factor más común que provoca la nomofobia, pues la dependencia absoluta hacia los demás da lugar a que el móvil sea el medio para estar siempre al pendiente del círculo social.

También el perfeccionismo, pues las personas sienten la necesidad de actuar infaliblemente. Por ejemplo, se castigan si no responden a una llamada, por temor a fallar con sus deberes sociales.

Cualquier persona puede sufrir nomofobia, aunque suele afectar sobre todo a los adolescentes, siendo el grupo de entre 14 y 16 años el de mayor prevalencia. Las generaciones más jóvenes tienen mayor riesgo de caer en la nomofobia pues sienten una gran necesidad de ser aceptados por los demás y están más familiarizados con las nuevas tecnologías que las personas mayores. 

Adam Alter, psicólogo de la Universidad de Nueva York, ha investigado el impacto de la nomofobia en los adolescentes y en 2017 desarrolló un estudio en el que preguntó a una muestra de estos jóvenes si preferían ver su móvil destruirse o romperse un hueso.

nomofobia
Fuente: Iberdrola.

Los participantes mayores priorizaban su salud. En cambio, cerca del 40% de los adolescentes preferían romperse sus huesos a tener el móvil roto. Además, el experto observó que estos jóvenes hacían preguntas como “qué mano sería la afectada por la lesión” o “si podrían seguir usando el móvil y haciendo scroll con el hueso roto“.

Prevención y tratamiento de la Nomofobia

Como en todas las adicciones, la prevención es la clave. Existen algunas acciones sencillas para evitar que un uso excesivo de los teléfonos móviles acabe generando una dependencia extrema o un trastorno mayor. Entre las más efectivas se encuentran las siguientes:

  • Desinstalar algunas aplicaciones que consideremos que nos hacen perder el tiempo como juegos.
  • No utilizarlo en las comidas.
  • Silenciar las notificaciones.
  • Establecer horas determinadas para consultarlo y disminuye el tiempo de uso.
  • Nunca mirarlo si estamos charlando, comiendo, compartiendo ocio con otras personas.
  • No usarlo como despertador, ya que puede interferir en nuestro ciclo de sueño.
  • Cargarlo fuera del dormitorio.
  • Hacer pequeñas salidas a la calle sin teléfono.
nomofobia
Fuente: Iberdrola.

Es fundamental que aceptemos que un móvil no es omnipresente y que nos hagamos un compromiso propio de uso saludable de las tecnologías. En los casos más extremos deberemos acudir a un especialista. El tratamiento dependerá del nivel de autocontrol de cada persona. Si el mal persiste, un tratamiento usual puede ser chocante y requerirá supervisión de un especialista en salud mental que ayude a afrontar las sensaciones negativas mientras se consigue el desenganche.

FUENTE: Meganoticias / Iberdrola.

+1
0
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas
Ir al contenido