Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

Científicos apuestan a la acuicultura para obtener los alimentos del futuro

Tiempo de lectura: 3 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.
Un equipo internacional de científicos ha estudiado cómo optimizar la pesca de mariscos, la cría de peces y el cultivo de bivalvos de forma sostenible para sobrellevar el aumento de población en las próximas décadas.

Actualmente se está desarrollando un estudio internacional para la ONU sobre qué tipo de alimentos podremos extraer de los océanos dentro de 30 años. Las conclusiones apuntan a la explotación de moluscos a través de la acuicultura, una práctica mucho menos perjudicial para el medio ambiente.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Ganadería (FAO, por sus siglas en inglés) pronostica que para el año 2050 la población mundial se situará en 9.100 millones de personas. Esta proliferación podría provocar desajustes en la demanda de alimentación a escala internacional. Como solución, la expansión de la agricultura y la ganadería basada en la tierra es posible, pero puede exacerbar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Por ello, científicos procedentes de diez países diferentes se han unido para estudiar las posibilidades que puede ofrecer el mar en la dieta del futuro. 

“Nuestra investigación contribuye a resolver una pregunta muy acuciante a nivel mundial. Dado un planeta con recursos limitados y una población creciente, ¿cómo vamos a alimentarnos en el futuro? Los océanos pueden tener un papel más relevante del que tienen actualmente para alimentar a la población humana”

Elena Ojea, investigadora en el Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de Vigo (CIM)

Actualmente, el pescado y el marisco suponen el 17% de la carne comestible, pero según un estudio, publicado en ‘Nature’, la producción mundial anual de alimentos procedentes del mar podría aumentar entre un 36% y un 74% en los próximos treinta años, es decir, entre 21 y 44 millones de toneladas adicionales.

acuicultura

El estudio también indica que aquel escenario de sostenibilidad solo podría lograrse si los cambios en el sector se hacen sin sobrecargar los límites ecológicos, económicos y reglamentarios, y para ello habría que promover una gestión pesquera eficaz y una dirección correcta para la acuicultura, de lo contrario, incrementaría el ritmo de deterioro del ecosistema, provocando que hubiese menos alimentos.

Ahora mismo, lo que aporta el océano de energía animal a nuestra alimentación es un 84% de capturas salvajes, el otro 16% es de acuicultura, la mayoría de pescado. De esa cantidad, el 5% son bivalvos y es ahí donde los investigadores ven el crecimiento potencial del 5 a un 17% de forma sostenible en el futuro.

La acuicultura permite una gran producción en un espacio corto de tiempo, pero también puede provocar grandes impactos ambientales en la biodiversidad marina y la seguridad alimentaria, por lo que debe compatibilizarse con una producción menos nociva y más local. Por ello, los científicos de la FAO concluyen que es igualmente necesario “destacar la contribución de la pesca -en particular la pesca en pequeña escala- y apoyar su papel en los ingresos, la cultura y la seguridad alimentaria”. Entre las recomendaciones, destacan reconocer el papel de la mujer y dar prioridad a la igualdad de género en toda la cadena de valor, empoderar a las comunidades pesqueras con instituciones inclusivas y modificar los sistemas de recopilación de datos para incluir datos desglosados que tengan en cuenta nutrición, bienestar y género de las capturas. En el escenario del futuro es esencial vigilar muy de cerca los límites de nuestros mares y océanos para que puedan darnos lo que necesitamos, sin perder lo que siempre les ha pertenecido.

Para poder hacer un seguimiento completo de la pesca y poder garantizar su sostenibilidad será necesario la obtención de beneficios en tecnologías de la información para que el sector de la pesca y la acuicultura incorporen tecnología enfocada a mejorar la sostenibilidad económica, social y ambiental.

Con los datos obtenidos sobre la producción futura, el grupo de investigadores ha analizado cómo aumentar la producción de alimentos en tres áreas (pesquerías, cría de peces y cultivo de bivalvos) teniendo en cuenta limitaciones ecológicas, económicas, reglamentarias y tecnológicas, así como su posible mejora.

acuicultura

Fuentes: El Salto, Red Eléctrica de España

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas