Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

El verdadero valor del agua

Tiempo de lectura: 6 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.

¿Haz pensado alguna vez acerca del verdadero valor del agua?. Hoy, domingo 22 de marzo es el #DíaDelAgua y queremos invitarte a reflexionar acerca del verdadero valor que tiene este vital líquido, que como: la salud, el aire, el amor de nuestra familia y hasta la libertad, damos por sentado todos los días, hasta que llega un momento como este, que nos demuestra que nada es seguro y que todos somos vulnerables.

Nuestro mundo está en un proceso de cambio tan rápido que, a veces, no queda ni tiempo para reaccionar. La crisis mundial a consecuencia del COVID 19 lo ha dejado más que claro:  todos somos vulnerables y las soluciones requieren del compromiso de toda la humanidad.

El cambio climático es una muestra más de esta realidad que nos afecta todos los días y que requiere de la unión de esfuerzos y voluntades. El calentamiento está desbalanceando el clima global y en consecuencia la economía mundial.

En los últimos 20 años, hemos visto como las sequías y olas de calor son cada más frecuentes y severas, al igual que las tormentas tropicales e inundaciones. Las sequías y la desertificación amenazan la productividad de las zonas agrícolas y ganaderas. Simultáneamente el nivel del mar está subiendo, y sus aguas están perdiendo oxígeno y haciéndose más ácidas, afectando los ecosistemas marinos. Los casquetes polares y glaciares alrededor del mundo se están derritiendo, con efectos sobre la flora, la fauna, la economía; sin hablar de la pérdida de territorio.

En Panamá ya no llueve como antes

Es muy fácil ver los efectos de la crisis climática en los cambiantes patrones de lluvia en Panamá. Panamá siempre fue caliente y lluviosa, pero ahora el calor es más intenso y las lluvias son más impredecibles.

valor del agua

En la ciudad, ahora llueve en unas horas lo que antes llovía en varios días, y ocho de las diez tormentas más grandes han ocurrido desde 2000. En 2018, llovió más que nunca, pero luego en 2019 tuvimos una fuerte sequía que no se había dado desde 1903. La temporada seca se está alargando, y la cuenca del canal ha tenido seis años consecutivos de precipitaciones por debajo del promedio. Se espera que en el 2020 el verano se extienda, casi 2 meses, hasta finales de abril o mayo.

Parece irónico que en un país donde se pierde territorio debido al aumento del nivel del mar a consecuencia del cambio climático y  cuya ciudad capital está propensa a inundarse, sea también víctima de una crisis de agua como resultado de su mal manejo por parte de los ciudadanos.

De acuerdo a cifras de la OMS, el consumo de agua por persona debería estar en el rango de 30GLS diarios. En la región, se consume un promedio de 80GLS por persona al día.  Pero al dividir la producción que nos provee el IDAAN por día entre la cantidad de habitantes, nos resulta un promedio de 238GLS/per cápita per día, lo que se traduce en tres veces el consumo de la región; una cifra escandalosa cuando hablamos de un recurso natural no renovable.

Lamentablemente, se calcula que cerca del 40% de la producción diaria de agua para consumo, se pierde debido a fugas en las redes de distribución y conexiones ilegales, entre otras causas. Esto ocurre porque su “valor” es tan “bajo” que la mayoría de las veces, sale “más económico” dejar que se pierda que pagar a una cuadrilla para realizar las reparaciones pertinentes.

OMS

El principal reto del nuevo milenio es el agua

El agua juega un papel protagónico para los objetivos de desarrollo sostenible. Y asegurarla para el uso de los panameños y del canal es uno de los grandes retos que enfrentamos.

La lluvia nos da el agua que bebemos…

Poco más de la mitad de la población, se abastece a través de la cuenca del canal de Panamá, lo que genera una relación directa entre el consumo de la población y su disponibilidad para los tránsitos de la vía interoceánica.

La cuenca del Canal brinda agua al 55% de la población de todo Panamá. Sus siete plantas potabilizadoras producen más de 1,500 millones de litros de agua potable al día, pero de estos, solo el 45% llega a los hogares y comercios; el resto se pierde en la red de distribución.

… Y también hace funcionar el canal de Panamá

La cuenca recibe toda la lluvia que el Canal necesita, pero durante las sequías o los años de El Niño, los niveles de los lagos bajan tanto que hay que limitar el calado de los buques.

valor del agua

Debido a los cambios en los patrones de lluvia, se estima que en el 2020 el verano se extenderá, por lo tanto, para garantizar los tránsitos a través del canal, la Autoridad del Canal de Panamá ha tomado medidas para la conservación del agua. A partir del 15 de febrero del presente año, se redujo el número de “esclusajes” diarios permitidos y se cobra una sobretasa, de hasta el 10% del valor total del peaje a las embarcaciones (Ver detalles aquí). Es necesario hacerlo porque cada tránsito por el canal libera al mar 200 millones de litros de agua del lago Gatún.

Buscando disminuir esta situación, el tercer juego de esclusas cuenta con tinas de reutilización de agua que reducen, a menos de la mitad, el agua requerida para cada tránsito. Durante las sequías, se permite el paso de dos barcos en la misma esclusa y se reutiliza el agua.

Ahora cuando la lluvia es más escasa e impredecible, el canal está evaluando nuevas fuentes de agua para asegurar su operación. He aquí algunas de sus iniciativas:

Construir nuevas potabilizadoras

Para suplir la creciente demanda de agua potable de la ciudad de Panamá, se están construyendo seis nuevas plantas potabilizadoras que se alimentarán de los lagos Gatún y Alajuela. Cuando estén listas en 2020, aumentarán la producción a más de 2,400 millones de litros al día. Pero esto no es suficiente, porque para ese mismo año la ciudad de Panamá requerirá 2,500 millones de litros al día.

Reparar la red de distribución

55% del agua potable de la ciudad de Panamá se pierde por escapes en la red de distribución, por errores o fraudes de facturación. Aunque este problema es compartido por todas las ciudades grandes, en Panamá estamos muy por encima del promedio mundial de 16%. Restaurar la red, localizar y reparar los escapes, e instalar mejores medidores para evaluar flujos y desperdicios son tareas complejas y costosas.

Construir nuevos reservorios

Entre las opciones para conseguir más agua para el canal está construir nuevos reservorios multipropósito en el río Chagres. Una solución, a largo plazo, sería hacer un reservorio nuevo en el río Indio, que aportaría agua al lago Gatún a través de un túnel de 8.4 kilómetros. Otra posibilidad es conectarse con el lago Bayano, un embalse que ya existe; pero está ubicado mucho más lejos del canal y allá está lloviendo, cada vez menos.

Desalinizar agua de mar

Otra forma de conseguir más agua para el canal es instalando plantas desalinizadoras para rellenar el lago Gatún durante las sequías. Esta es una opción muy costosa y de alto impacto ambiental, porque mediante este procedimiento se libera mucho CO₂, especialmente para producir las cantidades que el canal requiere. Y aunque el impacto de su construcción contempla ser  localizado, lo más lógico para hacer su operación sostenible en el tiempo sería Reducir el consumo.

El verdadero valor del agua 1

Panamá tiene el consumo de agua per cápita más alto de toda Latinoamérica: Los 378 litros que consumimos por día doblan el promedio de la región. El vital líquido siempre ha sido tan abundante y barato que frecuentemente lo desperdiciamos. Su reciente escasez en la Ciudad de Panamá, nos recuerdan que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

Por esto debemos seguir trabajando en campañas educativas como la de #yoaH2Orro, un movimiento cívico que busca crear conciencia en la población para el uso consciente del recurso hídrico.

Estas campañas deben enfocar esfuerzos en lograr el compromiso de cada uno de nosotros para el ahorro de agua en las tareas cotidianas. Por ejemplo, si una persona se ducha por 5 minutos, ya ahorro 900GLs, en un mes. Si te lavas las manos por solo 20 segundos, ya ahorraste 200GLS, al mes. Si te cepillas los dientes con el grifo cerrado, son 300 GLS menos por persona al mes. El césped y las plantas deben regarse en la noche para evitar evaporación y hacer su uso más eficiente.

Nunca antes habíamos valorado tanto la libertad como en estos los últimos días, donde se nos ha pedido quedarnos en casa para minimizar el contagio. No esperemos llegar a tener un mundo inhabitable para tomar las medidas que la crisis demande.  Hagámoslas ahora, aún tenemos tiempo.

Con pequeñas tareas repetitivas, logramos hacer la diferencia. ¡Únete!

¿Te comprometes a enfrentar estos nuevos retos?

Para leer más noticias te invitamos a visitar nuestra web Somos Impacto Positivo. 

Agradecemos a la exposición temporal del Biomuseo y a la Prof. Mary Carmen Barrios por facilitarnos gran parte de la información.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas