Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

¿Qué es economía circular?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.
publicidad movistar

La economía circular supone un cambio en el entendimiento de los negocios y en la forma de operar de todos los actores de la sociedad, considerando la responsabilidad con el escenario de contaminación y problemáticas socioambientales.

Rompe con el escenario lineal de “tomar, hacer, desechar” y permite a las empresas responder a los riesgos de mantener dicho enfoque, tales como la creciente escasez de recursos y la pérdida de competitividad ante los cambios de tendencias en los consumidores.

Materializar modelos de economía circular va más allá de los modelos 3R y 5R ya conocidos, con énfasis en la recolección y gestión de residuo. Supone trabajar de manera integral sobre el ciclo de los productos, desde la fase de diseño y el involucramiento de los proveedores. Al respecto, se construyen redes de interacción de la mano de un pensamiento en sistemas, que permiten extraer valor adicional de los productos a lo largo de las diferentes etapas de su ciclo de vida.

Desde la Fundación Ellen McArthur, referente internacional en el tema, se plantea la generación de recorridos circulares para los componentes técnicos (materiales transformados), promoviendo el diseño para el reaprovechamiento por sobre el reciclaje, el desmontaje y la readaptación, extendiendo al máximo las fases de uso; para los componentes biológicos, el compostaje y su reintegración al medio, como sumidero.

Conceptualmente, los residuos pasan a ser recursos, y se enfatiza la utilización de “suministros circulares”: materiales reciclables y/o reciclados, energía renovable y recursos biológicos.

Las empresas necesitan incorporar principios de economía circular a su operación y a la de su cadena de valor, respondiendo a los riesgos ya señalados de escasez de materias primas, aumento del precio de las mismas, dificultades de acceso, irrupción de nuevas tecnologías y modelos de negocio con enfoque circular, conciencia eco de los consumidores, a la vez que la reducción de costos y respuestas a regulaciones que están proliferando, especialmente, en la parte de gestión de residuos, preparándose así para futuras normativas ambientales que puedan llegar en el corto y medio plazo.

publicidad

Si la atención de los riesgos no supone suficiente argumento, la economía circular aporta oportunidades de negocio, en la oferta de servicios de recuperación de residuos, mantenimiento y/o reparación, plataformas de comercio, desarrollo de productos modulares, soluciones de eficiencia de procesos (incluyendo software) y modelos de uso por sobre compra/venta de la propiedad (ej. en la industria automotriz y de transporte).

La transformación de la operación de una compañía bajo principios de economía circular, así como el planteamiento de nuevos modelos de negocio, precisa de la identificación y trabajo en alianzas, desde los proveedores que pueda codiseñar los nuevos materiales y componentes hasta el involucramiento de los propios consumidores. Este último aspecto está tomando especial relevancia por el escenario de regulaciones que paso a abordar.

América Latina vive un momento de incrementos en regulaciones especialmente vinculadas a los plásticos, luego de una primera etapa de desarrollo de los marcos normativos de gestión de residuos. Los plásticos de un solo uso se han convertido en el enemigo a vencer, ya sea en la forma de bolsas plásticas o con un enfoque más amplio de productos.

Ha sido determinante para ello el impacto en la sociedad de abrir los ojos sobre la contaminación de los mares. Esta tendencia regulatoria puede entenderse como precipitada, sin la participación del sector empresarial; pensemos que al menos ha servido para abrir el debate, para generar espacios de intercambio de ideas y promover la adopción de esquemas de economía circular, extendiéndonos más allá de los envases y embalajes, involucrando tanto a las empresas como a los consumidores.

En este momento, Panamá vive ese escenario, con un enorme potencial por delante. Las compañías tienen la oportunidad de entender la aportación al negocio, la sostenibilidad en el tiempo que arroja mover su enfoque de modelos lineales a circulares.

El entendimiento de las opciones para su negocio y actividades, y de los nuevos nichos que pueden atender, requiere además del trabajo con terceros en la cadena de valor. Las alianzas entre empresas se erigen en paso necesario, acompañado de otra gran necesidad: la sensibilización de aquellos segmentos de consumidores todavía reacios lo cual constituye un ejercicio de educación para el desarrollo sostenible continuo.

Aprovechemos el momento para potenciar el cambio, con la contribución de todos.

Más artículos similares los puedes seguir leyendo en nuestro inicio, Somos Impacto Positivo.

publicidad
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas