Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

¿Para qué medir Impacto?

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.

Banesco está atraído de que la inclusión financiera es el motor de cambio en Panamá. Y con el compromiso de producir oportunidades e innovar para atender a los sectores de la población menos favorecidos, se propusieron medir impacto de su programa Emprendedores Banesco, para generar evidencia que permita extender iniciativas similares en América Latina.

Emprendedores Banesco” es un programa ejecutado en Panamá desde el año 2015, basado en capacitaciones, herramientas administrativas, gerenciales, personales y técnicas, orientadas a personas con intención de emprender o que ya tengan un negocio activo. Su objetivo es que los beneficiarios inicien o mejoren la producción de su negocio y sean más competitivos en el mercado.

Emprendedores Banesco

El programa se lleva a cabo en alianza con 3 Socios Sociales: Instituto Universitario de Gerencia y Tecnología (IUGT Internacional Panamá), Fundación Solidaridad y Desarrollo de Panamá (FUSODEP) y la Fundación para el Desarrollo Integral de la Mujer y la Familia (FUNDADER); atendiendo así a personas de la capital, Soná, Santiago, Arraiján y zonas aledañas. Para el 2019, Emprendedores Banesco ha capacitado cerca de 11.500 emprendedores.

En Panamá, para el año 2017, solo el 13% de los que se endeudan lo hacen a través de una institución financiera formal y en los últimos 3 años se observa un crecimiento de las fuentes informales de ahorro y préstamos (Global Findex, 2017). En este contexto se busca saber si el programa de formación de Emprendedores Banesco puede contribuir a mejorar la inclusión financiera en Panamá e identificar en qué medida aporta a resolver el problema.

Para Banesco la promoción del emprendimiento es un factor clave para la protección contra la pobreza

La medición de impacto

Una medición de impacto busca reconocer si un determinado programa alcanzó los objetivos para los cuales fue diseñado, es decir, si realmente logró resolver algún problema social. En general, busca cuantificar qué cambió en la vida de los beneficiarios del programa. Para esto, usualmente se mide antes de comenzar el programa y se hace seguimiento en el tiempo a los beneficiarios para conocer el cambio y la evolución de los indicadores de interés.

En este caso, se deseaba saber si la capacitación de Emprendedores Banesco permite un mayor acceso a la banca, tanto personalmente como en la formalización del negocio, mejor manejo de las finanzas y mayor tasa de supervivencia del emprendimiento. Para llevar a cabo este estudio, Banesco trabajó de la mano con Cuantix (www.icuantix.com), un software para la medición de impacto social que ayuda a las organizaciones a demostrar cuantitativamente cómo impactan a la sociedad. Con esta herramienta en la nube, se logró estandarizar el proceso de levantamiento de datos y obtener información de mayor calidad.

Para la fecha, se ha realizado la medición del histórico de egresados (2015-2018) y una línea de base (medición inicial) del grupo de emprendedores formados en 2019. En 2020, se espera tener una medición más profunda que compare la evolución de los egresados.

publicidad

Hallazgos más relevantes del estudio:

  • Tener un negocio activo puede incrementar la probabilidad de tener mayores ingresos.

Los que egresaron del programa entre 2015 y 2018 y poseen negocios activos, logran mejores ingresos que quienes no tienen negocio. En el estudio se muestra que los los emprendedores obtienen ingresos sostenidamente superiores a quienes reportan ser empleados o trabajadores sin paga.

¿Cómo se relaciona este resultado con los ODS?

Según la ONU: “El hecho de tener un empleo no garantiza la capacidad para escapar de la pobreza”.

Emprendedores Banesco responde a este reto formando a las personas en finanzas y emprendimiento, garantizando así el incremento de sus ingresos en comparación con las personas que comparten características similares, pero que no tienen un emprendimiento operativo. Se espera que este ingreso no solamente crezca sino que sea sostenible en el tiempo; lo cual da cuenta de que gracias a las herramientas adquiridas en el curso, los beneficiarios enfrentan mejor emergencias económicas, planifican sus gastos y se alejan así de la línea de la pobreza.

  • Emprender protege a las mujeres frente a la pobreza

Una de las características más resaltantes de la muestra de egresados entre 2015 y 2018, es que las mujeres quienes desarrollaron su negocio propio presentan un ingreso mediano (B/mes 678) que es 92% mayor que el de aquellas que no lo tienen. La combinación de tener un emprendimiento activo con la puesta en práctica de lo aprendido en la formación y durante el proceso de consolidación del negocio pueden generar una gran diferencia.

¿Por qué este hallazgo es relevante para alcanzar los ODS?

Históricamente, las mujeres han tenido menores niveles educativos y formativos, menores ingresos, mayores obstáculos de movilidad y un menor acceso al consumo de una serie de servicios y bienes en comparación con los hombres (IRIS+, 2019). En consecuencia, para la ONU, facilitar y garantizar la igualdad para las mujeres en el acceso a la educación, atención médica, trabajo decente, y representación en la toma de decisiones políticas y económicas, tendrá como consecuencia el impulso de economías sostenibles.

Emprendedores Banesco atiende a esta población, siendo el grupo más representativo de sus participantes. Al tener las mujeres la oportunidad de formarse como emprendedoras favorece su independencia económica, permitiendo que tengan mayores oportunidades de toma de decisiones sobre su futuro, mejor autoestima, seguridad física y menor dependencia de una figura masculina (IRIS+, 2019).

  • Egresados del programa tienen mayor tasa de supervivencia de las empresas y de ahorro

Aunque en términos de los sectores económicos al que pertenecen y la cantidad de empleos generados, los emprendedores egresados entre 2015 y 2018 presentan un perfil similar al de un emprendedor representativo de Panamá, El 80% de quienes pasaron por el programa mantienen el negocio que desarrollaron durante la formación, lo cual es un gran logro en términos de las tasas de supervivencia esperadas para el emprendedor común.

En efecto, la proporción de negocios establecidos en esta muestra es 20 puntos porcentuales superior al promedio nacional entre 1 y 3 años luego de concluir el programa. Por otra parte, es de destacar que el 60% de los egresados afirman estar preparados para una emergencia financiera, lo cual se apuntala en una mayor capacidad de ahorro, asociada a mayores ingresos.

publicidad

¿Qué podemos hacer para mejorar la inclusión financiera?

La inclusión financiera es una tarea pendiente en toda Latinoamérica y el Caribe, ya que solo el 54% de la población adulta tiene acceso al menos a una cuenta bancaria (Global Findex, 2017). Eso es un reto a atender porque sabemos que las personas con dificultad de acceso a servicios financieros, ven vulnerados sus derechos de bienestar financiero, tenencia de dinero y el acceso a fuentes de préstamos confiables y formales (IRIS+, 2019).

En el estudio, identificamos variables que todavía muestran resultados por debajo de las tasas de referencias internacionales o que aún no han experimentado mejoras significativas en el periodo de estudio, por ejemplo: (i) la tenencia de cuentas bancarias es inferior al promedio nacional y muy similar al que prevalece en el 40% más pobre; (ii) existe una gran dependencia del financiamiento informal, ya que la proporción de emprendedores que acude a familiares y amigos para obtener crédito es más del doble de la que se reporta a nivel nacional.

Esto significa que el reto es grande y que se debe continuar el esfuerzo desde todos los actores de la sociedad, pues es una muestra de que hay una gran necesidad.

Aunque mejorar la inclusión financiera de todo un país es difícil desde un solo sector, este primer análisis muestra que Emprendedores Banesco puede ser una alternativa efectiva para que todas las personas, sin distinción socioeconómica, puedan desarrollar competencias emprendedoras que les permita mejorar sus condiciones de ingresos; ahorrar de forma proactiva para enfrentar emergencias financieras, como pérdida de trabajo o una emergencia de salud, que de otra manera los conduciría a una situación de mayor vulnerabilidad.

Finalmente, ¿Cómo la medición ayuda a la inclusión financiera?

La mayor disponibilidad de datos sobre los clientes permite diseñar productos financieros que se adaptan mejor a las necesidades de las personas no bancarizadas. Únicamente, a través de la medición, se puede entender sus características, sus preferencias y evolución para poder innovar. Por ejemplo, si se sabe que las aplicaciones digitales para la banca ayudan a reducir la brecha de inclusión financiera (IRIS+, 2019), ¿cuáles son las estrategias más efectivas para promover el uso de aplicaciones en el ciudadano panameño? ¿dónde están los retos del emprendedor panameño que pueden ser resueltos desde la capacitación?

Éstas y muchas preguntas se pueden contestar desde la medición y la experimentación. Como en toda innovación, se debe correr el riesgo de probar y de fallar, de este modo es posible encontrar soluciones no triviales a problemas sociales complejos; pero sólo los podremos saber si medimos. Esta experiencia permitió identificar elementos claves del proceso del emprendedor panameño, que se pueden complementar con estrategias de negocio desde el departamento de Banca Comunitaria, para potenciar el impacto positivo que Banesco se ha propuesto generar.

Más artículos similares los puedes seguir leyendo en nuestro inicio, Somos Impacto Positivo.

publicidad movistar
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas