Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

Evita los gastos hormiga con estos 4 prácticos consejos

Tiempo de lectura: 2 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.
Los gastos hormiga, son aquellos pequeños gastos que hacemos diariamente que no tenemos contemplados y no le damos la mayor importancia.

Los gastos hormiga son imperceptibles en el presupuesto, pero significan una cantidad que llega a ser considerable.

gastos hormiga

Los gastos hormiga, son aquellos pequeños gastos que hacemos diariamente o casi a diario, inclusive puede ser varias veces al día, que no tenemos contemplados y no le damos la mayor importancia.

Ejemplos de gastos hormiga son: el café que nos compramos en la mañana, el agua o el té que nos provoca cuando vamos caminando, las comidas no planificadas fuera de casa, las propinas o alguna otra cosa que nos provocó en el camino de regreso a casa.

Sin embargo, por la pandemia pueda que ya no estés teniendo gastos de transporte a tu oficina y las salidas a comer fuera, pero con la cuarentena podrías estar gastando en otras cosas. Antes de poner manos a la obra, primero debes sentarte a analizar cómo estás distribuyendo tus ingresos.

La importancia de concientizar que hacemos este tipo de gasto, es ponernos manos a la obra para ahorrar y mejorar nuestra salud, si así como lo lees; pues por lo general los gastos hormiga significan comprar “chuches”, dulces, golosinas y otras cosas que probablemente no le hacen bien a nuestra salud.

Por estar en casas y con mucho tiempo libre, es probable que estés realizando compras en línea, sin embargo, debes recordar si es necesario realizarlas en este momento, cuando es necesario cuidar del capital.

Aquí te dejo 4 consejos para que puedas exterminar los gastos hormiga y puedas tener unas finanzas saludables:

gastos hormiga
  • Identifica cuáles son tus gastos hormigas. El primer paso para eliminar estos gastos es identificarlos. Haz una lista de todos tus gastos diarios, hasta el más mínimo. Totaliza el monto diario, semanal y mensual que gastas en ellos y analiza las cosas que podrías hacer con ese dinero.
  • Una vez identificados, adopta cambios en tu rutina diaria que te permitan evitarlos, por ejemplo: no comprar tantas golosinas o chucherías de comer, artículos para el hogar que no brindan una funcionalidad, etc.
  • Haz un presupuesto mensual, semanal y hasta diario de ser necesario. Sé que lo he dicho en otras ocasiones, pero insisto, el hacer el presupuesto y cumplirlo es fundamental para evitar gastos no contemplados. Un tip que te doy: asigna un monto máximo para uso diario.
  • Evita los antojos y compras no planificadas, pueda que estés pidiendo comida a domicilio y terminamos gastando dinero innecesariamente, con esto no digo que debes ser un tacaño o no darte un gusto, solo incluye en tu presupuesto este tipo de transacciones, asígnales el monto máximo a gastar y lo más importante, cúmplelo.

Recuerda, lo más importante es ser consciente de cómo gastas tú dinero. Evaluar si realmente necesitas todo lo que quieres comprar y sobre todo no llenarte de deudas innecesarias.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas