Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

Invitación a cocrear la “Nueva Normalidad”.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.
Sería una locura volver a una normalidad como la que veníamos viviendo. Pero no podemos quedar encerrados y paralizados. Hay que “cocrear la nueva normalidad”

Sería una locura volver a una normalidad como la que veníamos viviendo.  Pero tampoco nos podemos quedar encerrados y paralizados. ¿Cómo hacerlo? Eso es lo que estamos definiendo como “cocrear la nueva normalidad”

Mientras nos adentramos en el tercer mes de confinamiento forzoso en casi todos los países, los gobiernos y las personas cooperamos para minimizar el número de enfermos y muertes por el Coronavirus.  En todas partes se están haciendo enormes esfuerzos para que poco a poco volvamos a la normalidad, manteniendo un delicado equilibrio entre el riesgo sanitario del desconfinamiento y el riesgo económico que representa la actual parálisis de actividades para miles de empresas.

En mi artículo anterior, El camino después del coronavirus, me refería a que éste tiempo viene, muy probablemente como un frenazo, aunque difícil y doloroso, necesario y conveniente para tener el tiempo suficiente de revisar el rumbo que llevábamos en nuestra antigua normalidad.

En efecto, llevamos casi tres décadas donde los científicos nos advierten, de manera cada vez mas angustiosa, que el destino que nos espera será dramático si no hacemos cambios rápidos y disruptivos en nuestro modelo económico de crecimiento basado en el consumismo.

Sería una locura volver a una normalidad como la que veníamos viviendo.  Pero tampoco nos podemos quedar encerrados y paralizados. ¿Cómo hacerlo?  ¿Cómo pueden converger las voluntades y las mayores consciencias del mundo en un plan que sea verdaderamente sostenible?

Cocreando la Nueva Normalidad

Eso es lo que estamos definiendo como “cocrear la nueva normalidad”.   La solución pasa por visualizar un camino de salida, un nuevo comienzo hacia un modelo disruptivo, donde seamos capaces de hacer varios cambios necesarios:

  • Cooperar, en lugar de Competir. Ya entendimos que los enemigos comunes de la humanidad nos están forzando a encontrar la manera de trabajar juntos por el bienestar de sus pueblos. Los cambios políticos y culturales que se deriven de esta toma de conciencia nos deben llevar a superar los antiguos conflictos en esta nueva normalidad, derivados de un pasado remoto de guerras por la sobrevivencia y de conquistas de poder. Hoy de nada sirve ser la nación más rica o poderosa si vamos todos juntos a la extinción!
nueva-normalidad-cooperar
  • Aprender de la Naturaleza. Tenemos que crear un modelo de desarrollo aprendiendo de la naturaleza, más que explotándola de manera insostenible. Los avances científicos en bioquímica, medicina y tecnología nos pueden llevar a inmensos desarrollos para toda la humanidad, en salud, agricultura, nuevos materiales sostenibles, comunicaciones, etc. Si aprendemos de la naturaleza, viviremos sin desperdicios, sin contaminantes, en armonía con los demás seres vivos.
  • En lugar de crecer, mantener el equilibrio. Tenemos que idear un modelo de desarrollo económico del aparato productivo que supere el antiguo modelo industrial de generar abundancia a través del crecimiento del consumo. En esta nueva normalidad, es tiempo de superar el modelo económico basado solamente en las fuerzas del mercado. Este patrón estaba concentrando la riqueza en muy pocas manos y estaba llevándonos a la extinción de la biodiversidad por el agotamiento de la capacidad regeneradora de la naturaleza. Necesitamos trabajar por imaginar una sociedad más redistributiva, donde haya espacio para que todos tengan un trabajo y una vida dignos, además de que se mantenga el equilibrio con la naturaleza.
  • Rediseñar un sistema de alimentación natural y regenerativo. La agricultura moderna, basada en fertilizantes químicos, es la principal causa de contaminación del agua, el aire y la muerte de la vida en los suelos y los mares. Estamos, literalmente comiendo alimentos cultivados en tierras llenas de venenos químicos, solo para ser más productivos! Muchas de nuestras enfermedades vienen de lo que comemos. Tenemos que desarrollar un modelo de generación de alimentos en armonía con la naturaleza, de modo que no se degraden más los suelos, el aire, el agua y la salud de los seres vivos, incluidos nosotros.
  • Volver a encontrarnos espiritualmente. Finalmente, creo que necesitamos reencontrar quiénes verdaderamente somos y cuál es nuestro propósito espiritual. La dimensión divina del hombre merece superar las religiones y el enfrentamiento sectario en la nueva normalidad. A medida que nos estamos enfrentando a enemigos mundiales, como el coronavirus o el calentamiento global, vamos aprendiendo que “todas las cosas están relacionadas”. Estamos viendo cada vez más claro que “todos somos uno”. El hombre está interrelacionado con todo lo que lo rodea en el universo, lo entendamos racionalmente o no. Este tiempo de reflexión que estamos todos viviendo, nos invita a que vayamos más allá de lo que nuestras mentes nos indican. Somos más que nuestros pensamientos. En este momento podemos atrevernos a descubrir que más allá del habitual “hacer” para “tener”, están el descubrimiento de la felicidad de experimentar nuestro verdadero “ser” y la dicha del “pertenecer” al paraíso terrenal, del que casi habíamos salido. 
nueva-normalidad

La invitación es a que también tú formes parte de este grupo de pensadores cocreadores.  Que ayudes, con tu visión y con tus acciones concretas, a que entre todos le demos forma y vida a esta “nueva normalidad”, en la que todos esperamos salir fortalecidos y esperanzados para cocrear un futuro mejor para nuestros hijos y las generaciones venideras.

¿Te apuntas?

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas