Buscar
Generic filters
Escucha la noticia completa.

¿Cómo ayudar a los niños a diferenciar los hechos de la ficción?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Índice de Contenido
Comparte
Historias

Entradas destacadas...

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.
Si los padres están teniendo dificultades para saber qué es real y qué es falso, para los niños puede ser más complicado. Mucha información falsa se comparte.

Si algunos padres están teniendo dificultades para saber qué es real y qué es falso, para los niños puede ser aún más complicado.

Mucha información falsa se está compartiendo en las redes sociales y en cadenas de WhatsApp. Si algunos padres están teniendo dificultades para saber qué es real y qué es falso, para los niños puede ser aún más complicado. Ellos estarán viendo mucho contenido “viral”, incluyendo memes, TikToks, y videos de YouTube en los próximos días.

niños-celulares

Algunos videos e imágenes pueden ser entretenidos e invitarlos a la reflexión, pero otros posiblemente sean apenas informaciones falsas. Los siguientes consejos pueden ayudarlos a descubrir si la información que ven es verdadera o no.

Duda de lo que lees o ves 

Entre los delincuentes que crean contenido engañoso y la gente que lo comparte, las noticias falsas viajan más rápido que las noticias verdaderas.

Para ayudar a los niños a aprender a distinguir entre los hechos y la ficción, anímalos a pensar sobre lo que están escuchando y viendo. Diles que siempre deben verificar la fuente y que no comenten ni compartan nada hasta que estén seguros de que es verdadero.

Ayuda a los niños a desarrollar el pensamiento crítico

Guía a los niños a analizar una noticia o información con estas preguntas: ¿Quién escribió o hizo este video? ¿Por qué lo hizo? ¿Está a favor o en contra de algo o alguien? ¿Está tratando de obtener una emoción fuerte de mi parte o simplemente de informarme? ¿Qué cosas deja por fuera este contenido?

Observa tus emociones

Las noticias falsas y los clickbaits (titulares engañosos para conseguir clics) buscan generar emociones extremas. Si la noticia que estás leyendo te hace sentir muy enojado, asustado o afectado, toma nota. Verifica varias fuentes antes de creer lo que lees.

Investiga la fuente

Revisa el URL, es decir, el nombre de la página (por ejemplo, el url de Common Sense Latino es https://www.commonsensemedia.org/latino):  hay sitios en internet o perfiles de redes sociales que intentan parecerse a sitios reales de noticias o información y no lo son. Revisa primero si está o no intentando copiar el URL de uno original. Además, averigua un poco quién escribió o creó el contenido: ¿Es confiable? ¿Está parcializado?

Pon las cosas en contexto

Mira si otros medios informativos tradicionales y confiables están informando lo mismo. Si no lo están haciendo, no significa que no sea cierto, pero sí que debes profundizar más.

Contrasta las referencias

Ve a Snopes y a otras fuentes de verificación de noticias antes de creer o compartir noticias que parecen demasiado buenas (o malas) para ser verdad.

Enséñales los diferentes tipos de contenido

Habla con tus hijos sobre la variedad de fuentes de información y tipos de contenido: periodismo de investigación, estudios de investigación, artículos de opinión, blogs personales, expertos, relatos de primera mano de amigos o familiares, informes gubernamentales, memes y sátiras.

Jueguen a “¿hecho u opinión?”

Usando la radio, la televisión u otra fuente, mira si tus hijos pueden distinguir entre lo que es un hecho irrefutable y una opinión. Con los niños más grandes, habla sobre la subjetividad de cada persona y cómo esta puede intervenir en una información y mira si pueden identificar estas subjetividades o sesgos en un  artículo o video.

Pregúntales en quiénes confían

Los niños tienden a preferir noticias personales con las que se pueden identificar, como los reportajes en primera persona de un conflicto o el informe de un periodista en el sitio. Eso está bien, pero explícales cuáles son las pautas profesionales que siguen las organizaciones de noticias establecidas y analiza en qué se parecen y se diferencian, por ejemplo, de un ciudadano que graba un incidente en un teléfono celular.

Presta mucha atención a los videos virales o publicaciones de redes sociales

El contenido que circula por Internet puede contener o no pequeñas dosis de noticias verdaderas, pero casi nunca presentan toda la situación. Y, al igual que las fotos, los videos se pueden modificar o editar para manipular la verdad.

Identifica las fuentes creíbles

Si bien no podemos proteger a nuestros hijos de toda la información falsa, podemos ayudarlos a determinar en dónde pueden obtener información precisa y actualizada.

Tanto la Organización Mundial de la Salud como los Centros para el Control de Enfermedades han publicado información autorizada sobre el coronavirus y están actualizando constantemente sus sitios web. Los sitios web estatales y municipales y los departamentos de salud también deben tener actualizaciones confiables. Si tu hijo(a) está en TikTok, pídele que te muestre el canal de la OMS (es un poco extraño, pero ofrece información precisa).

Comparte las fuentes de noticias que usas con tu hijo(a), enfocándote en medios de noticias confiables que sigan las prácticas y la ética periodísticas estándar. Pídele a tu hijo(a) que te diga cuáles son sus fuentes (amigos en el patio de recreo, famosos, personalidades de YouTube) y habla de las diferencias. 

Piensa en las diferencias entre los relatos personales de un miembro de la familia en México o Venezuela y una publicación de alguien que no conoces pero que dice tener información única o autorizada. ¿Cuál es más confiable? (No importa si no puedes encontrar la respuesta, pero el proceso de analizarlo es educativo). 

Este artículo fue tomado de Common Sense Media.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Comparte

Deja una respuesta

Artículos relacionados...

Más para explorar...

Lo más destacado Noticias Positivas