Una nueva molécula pequeña y menos costosa fortalecerá la inmunoterapia

¿Sin tiempo para leer? Escucha la noticia completa.
Temas principales
La inmunoterapia es un tipo de tratamiento para el cáncer que utiliza sustancias producidas por el cuerpo o en un laboratorio para mejorar el sistema inmunitario y ayudar al cuerpo a encontrar y destruir las células cancerosas.

Una nueva molécula para el consumo oral es la nueva herramienta de la inmunoterapia, una alternativa de gran potencial para todos los pacientes con cáncer.

inmunoterapia

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv y la Universidad de Lisboa se han unido para crear una molécula de inmunoterapia que estará disponible para todos los pacientes con cáncer. De hecho, la nueva molécula se basa en un anticuerpo desarrollado por los ganadores del Premio Nobel de 2018, James Allison y Tasuku Honjo.

Por su contribución al estudio de la inmunoterapia, el tratamiento del cáncer a través de la activación del sistema inmunitario.

Lograr inmunoterapia mediante un tratamiento oral

Científicos israelíes y portugueses están desarrollando una inmunoterapia oral contra el cáncer, y esperan que sea el primer medicamento de este tipo disponible para su uso. Lograron sintetizar e identificar una pequeña molécula que será una alternativa menos costosa y más efectiva a un anticuerpo que puede tratar varios tipos de cáncer.

Llevando un anticuerpo existente al siguiente nivel, los investigadores publicaron sus hallazgos en Journal for ImmunoTherapy of Cancer.

El medicamento aún requiere un mayor desarrollo seguido de pruebas en humanos, pero una de las investigadoras, la profesora Ronit Sacthi-Fainaro, directora del Centro de Investigación de Biología del Cáncer de la Universidad de Tel Aviv sostiene que la investigación teórica es significativa.

inmunoterapia

Hasta ahora la inmunoterapia contra el cáncer, se ha administrado por vía intravenosa. Esto implica que para recibir la inmunoterapia, los pacientes con cáncer tienen que acudir al hospital.

“Honjo descubrió que las células inmunitarias llamadas células T expresan la proteína PD-1 que desactiva la actividad propia de las células T cuando se une a la proteína PD-L1 expresada en las células cancerosas. De hecho, la interacción entre PD-1 y PD- L1 permite que las células cancerosas paralicen las células T, evitando que ataquen las células cancerosas. Honjo desarrolló anticuerpos que neutralizan PD-1 o PD-L1, liberando así las células T para combatir el cáncer de manera efectiva”.

explicó la profesora Satchi-Fainaro.
inmunoterapia

Además, se publicó una imagen generada por ordenador de las moléculas que se encuentran con las proteínas que interactúan.

¿Cómo funciona?

Las moléculas interactúan con las proteínas que normalmente suprimirían una respuesta inmunitaria contra el cáncer y las reprograman para provocar la respuesta inmunitaria deseada. Hoy en día la inmunoterapia utiliza anticuerpos que no resisten el entorno duro y altamente ácido del intestino humano, que incluso, son costosos de producir y demasiado grandes para llegar a todas las partes de un tumor.

Los anticuerpos no sobreviven al tracto intestinal. Se degradan antes de llegar al tumor. En cambio, estas moléculas sintéticas se han diseñado especialmente para ser resistentes y no degradarse en el intestino, lo que abre la posibilidad de administrarlas por vía oral.

inmunoterapia

“Es importante, ya que las nuevas moléculas tienen muchas ventajas. Pueden administrarse por vía oral, son más baratas de producir y penetran en más regiones infiltradas por el tumor que los anticuerpos”.

dijo Satchi-Fainaro.

Todas son ventajas

En primer lugar, la inmunoterapia basada en anticuerpos requiere una infraestructura compleja y fondos considerables para su producción, con un costo de unos 200,000 dólares al año por paciente. De hecho, Satchi-Fainaro asegura que las moléculas sintéticas podrían aumentar la accesibilidad de la inmunoterapia.

“Los anticuerpos tienen dificultades para llegar a algunas regiones tumorales, y el problema es su tamaño. Siempre se quedan cerca de los vasos sanguíneos y, por lo tanto, no pueden llegar a partes del tumor que están lejos de ellos”.

indica Satchi-Fainaro.
inmunoterapia

Es una cuestión de tamaños. Las moléculas no tienen esta limitación y pueden llegar a cualquier parte del cuerpo, difundiéndose por él en lugar de requerir vasos sanguíneos para desplazarse.

“Los anticuerpos tienen una masa de 150.000 dalton frente a 500 de las moléculas pequeñas. Por lo tanto, los anticuerpos son el equivalente a los camiones que requieren vías anchas, o en su caso vasos sanguíneos, para desplazarse. Las moléculas pequeñas son el equivalente a los peatones, que pueden encontrar su camino incluso en ausencia de carreteras, una acera o incluso un camino marcado”.

declaró la investigadora.

IMÁGENES: Pexels.

Califica este contenido 😁

Recibe nuestros Boletines Positivos en tu correo


Al dar clic en “SUSCRIBIRME” acepto las Políticas de Privacidad de Impacto Positivo

Deja una respuesta

También puede interesarte
Google utilizará Inteligencia Artificial para mitigar cambio climático
Más de 75.000 contribuyentes utilizan ya la factura electrónica
Jóvenes líderes de la Academia sobre Cambio Climático: inspiración, acción y compromiso...
Un ensayo ofrece la esperanza de una vacuna para prevenir la artritis...
Panamá presente en la Vitrina Turística de ANATO 2024

¡Únete a la comunidad!

Recibe nuestras noticias más positivas directo en tu correo.


Ir al contenido