Mano robótica

Una prótesis de mano robótica que tiene tacto y funciona con la mente

Un proyecto biomédico desarrollado en la Universidad de Minnesota permitió el diseño de un prototipo de mano robótica que también emula el sentido del tacto humano.

¿Sin tiempo para leer?
Escucha la noticia completa.

Temas principales

Por primera vez, los científicos logran una mano robótica que puede comunicarse con el cerebro y tiene tacto. Scorpius es el sistema que lo permite.

Un equipo de investigadores ha creado una mano robótica que se comunica con el cerebro como una mano humana. Ha necesitado décadas de experimentos que han concluido en algo insólito hasta ahora: la extremidad se comunica con el cerebro de forma bidireccional.

El estudio que documenta la creación de la mano robótica ya está publicado en ArXiv, la cual explica que, además de obedecer las instrucciones del cerebro, la prótesis sensación de tacto, un hito inédito hasta ahora.

Mano Robótica

Anh Tuan Nguyen, líder del proyecto e ingeniero biológico biomédico de la Universidad de Minnesota explica el alcance del invento: “Puede transmitir el sentido del tacto usando estimulación eléctrica por la interfaz nerviosa Scorpius, que tiene tanto receptores neuronales como estimuladores.

La mano no es tan flexible ni tan sofisticada como una mano humana, pero es un gran adelanto en el desarrollo de dispositivos robóticos que sustituyen piernas y brazos. El éxito de esta mano es el uso del interfaz Scorpius. Una serie de microelectrodos implantados conectados al sistema nervioso periférico. Scorpius une estos nervios con una placa electrónica que contiene el procesador Jetson Nano de inteligencia artificial fabricado por la compañía Nvidia.

Mano Robótica

La perfección de Scorpius

Scorpius es el responsable de registrar los impulsos eléctricos que manda el cerebro a la mano amputada y los transmiten al circuito electrónico. La inteligencia artificial presente en el procesador interpreta los impulsos eléctricos gracias a los datos de su aprendizaje previo. Así consigue que los dedos de la mano se puedan mover de forma individual con una precisión del 95 al 99% respecto a una mano humana, cuya reacción oscila entre los 50 y 120 milisegundos, un poco más que una extremidad humana.

Mano Robótica

El gran logro de Nguyen y su equipo es que esta mano es compacta y se puede producir con componentes accesibles a nivel industrial. Y esto es una gran noticia porque permitirá que se pueda fabricar a un precio asequible.

El desafío ahora es dotarla de una apariencia humana y profundizar en el desarrollo de materiales y piezas más durables que las que han usado actualmente. Sobre todo en relación a los micromotores.

Un futuro de hombres-máquinas

La conexión al sistema nervioso periférico es, según Nguyen, “un camino con futuro” para conseguir el sueño de “simbiosis entre humano y máquina”, como él lo llama. Y es precisamente por esta razón por la que el Pentágono está detrás de todo esto. Es el primer paso para el desarrollo de aplicaciones militares que unan cerebro y máquina.

FUENTE / IMÁGENES: Wokii.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


También podría gustarte
Qué es la ‘contaminación numérica’ y qué hacer para disminuirla
ACOBIR realizó el acto de juramentación de su nueva junta directiva
El estrés deja las puertas abiertas a estas enfermedades
Recibe nuestros Boletines Positivos en tu correo
Al dar clic en “SUSCRIBIRME” acepto las Políticas de Privacidad de Impacto Positivo
Ir al contenido